Cómo coser a máquina

Partes de la máquina de coser

Si ya te has decidido a comprarte tu máquina de coser, ¡enhorabuena!. Ahora solamente necesitas unas nociones básicas para poder dar los primeros pasos en ella. Como supondrás, la práctica es fundamental para aprender a coser a máquina.

Pero antes, necesitas familiarizarte con ciertos aspectos para poder descubrir cómo coser a máquina, aunque no tengas nada de experiencia. Aquí te guiaremos para que puedas comenzar en uno de los caminos más entretenidos que te llevarán a descubrir el impresionante mundo de la costura.

Partes de la máquina de coser que tienes que conocer 

Tienes tu máquina de coser ante ti, pero necesitas saber por qué partes está compuesta. Ya que la unión de todas ellas hará que nuestro trabajo se lleve a cabo. Aunque sabemos que, dependiendo del modelo de la máquina en cuestión puede variar algunos de sus botones o funciones, la gran mayoría cuenta con ellos.

  • Ruleta de la máquina: En este caso se le denomina así a una rueda que tiene en el lateral de la misma. Cuando la giramos, nos da la opción de pinchar o retirar la aguja de la tela. Es muy necesaria cuando dicha aguja se queda atrancada. También en lugar de usar el pedal de la máquina, puedes comenzar girando esta rueda y así, irás mucho más lenta pero segura.
  • Botones para elegir las puntadas: Sin duda, entre los botones que nos encontraremos estarán el del ancho de la puntada y el de la longitud de la misma. En cada uno de ellos, tendremos que seleccionar un número, dependiendo de lo que necesitemos. Si elegimos el 0, será para cuando queramos hacer varias puntadas en un mismo sitio, es decir, para reforzar. La puntada 1 es la más corta y es perfecta para los ojales. Para un pespunte normal, puedes elegir el número 2. Las puntadas mayores como el número 4 ó 5, están destinadas para hacer un hilván.
  • Palanca de retroceso: Las máquinas suelen contar con una pequeña palanca bastante visible. Es el botón de la marcha atrás. Por lo que lo usaremos para rematar las costuras.
  • Tensión del hilo: En la parte superior de la máquina tenemos los porta-bobinas. Los lugares donde va el hilo. Dependiendo del grosor del hilo, iremos ajustando una pequeña rosca. Pero por regla general, si en dicha rosca podemos seleccionar desde el 0 hasta el 9, nos quedamos en el número 4. Cuando sean tejidos más gruesos o por el contrario, muy finos, entonces hay que ajustar la numeración a ellos.
  • Prensatelas: Ahora nos vamos a parte de la aguja y nos encontramos con el prensatelas. Lo podemos subir o bajar, gracias a una pequeña palanca que suele estar en la parte trasera de la máquina. Para poder enhebrar, tiene que estar siempre subido.
  • Placa de costura: Es la base, donde posa la aguja y el prensatelas. También en esta zona veremos los llamados dientes de arrastre.
  • Canillero: Las máquinas suelen contar con una especie de pequeño cajón desmontable. Ahí encontraremos el canillero que será metálico y muy sencillo de retirar. Tan solo tendrás que deslizar la pestaña frontal. Dentro del canillero, nos vamos a encontrar la canilla con su hilo.

Pasos previos para aprender a coser a máquina

Ahora que ya conocemos las partes, vamos a darle uso a la máquina. Aunque por el momento, solo a modo de práctica. No necesitamos telas sino hojas de papel. Sí, tal y como lees. Lo mejor para comenzar a dominar el pedal de la máquina y ver el ritmo del mismo es de esta manera. Lo primero que tienes que hacer es imprimir unas plantillas en papel. Luego, encenderás la máquina y colocarás dicho papel como si se tratara de la tela que vas a coser. Tendrás que ir siguiendo las líneas y los dibujos impresos en cada hoja. Pero eso sí, recuerda que siempre con la máquina sin enhebrar. Simplemente estamos practicando. En un primer momento te va a costar un poco el seguir cada una de las líneas. Pero tampoco nos vamos a rendir a la primera. Poco a poco veremos que no es algo tan complicado.

Cómo empezar a coser a máquina, el enhebrado

Aunque todavía no hemos hecho referencia a ello, le llega su turno. Si ya conoces las partes principales de la máquina, ya te has atrevido a practicar un poco, ahora comienza el siguiente paso. Vamos a enhebrarla para poder dar las principales puntadas. El sistema de enhebrado es algo a lo que muchas personas temen. Pero nada más lejos de la realidad. Es un paso sencillo, que en poco tiempo lo harás casi con los ojos cerrados.

Colocaremos el hilo y lo pasaremos por la llamada, guía de hilos. En la gran mayoría de las máquinas, los pasos para conseguirlo ya vienen dibujados sobre ella. Pero si aún así te da quebraderos de cabeza, descubre lo sencillo que es en un vídeo como éste.

Enrollar el hilo o devanar canilla

Otro de los pasos fundamentales es devanar la canilla. Como ya hemos visto en el apartado de las partes que componen un máquina de coser, nos encontramos con el portador de la canilla. Justo abajo de la aguja y el prensatelas, tenemos un hueco para ello. Ahí nos encontraremos con la bobina que tiene el hilo. El hecho de devanar es llenar con hilo dicha canilla. ¿Por qué es tan importante?, porque de esta manera evitaremos los nudos en el hilo así como los enganches. Primero sacarás la canilla, luego le das unas vueltas con el hilo y la colocas. Al pisar el pedal, el devanador girará y cuando la canilla esté llena, podremos dejar de pisar el pedal

Aprendiendo las puntadas básicas

  • Puntada lineal o recta: Es la más sencilla y para comenzar es perfecta. Tan solo tenemos que elegirla, y tras ello, el largo de la puntada. No será ni muy corta ni larga, sino un término medio.
  • Puntada zig-zag: Para evitar que las telas se deshilachen, entonces seleccionaremos las puntadas en zig-zag. También puedes elegir su longitud reforzando así los bordes de tu costura.

Ojales

Hay máquinas de coser con las que podrás hacer el ojal en un solo paso. Claro que otras nos dan un total de cuatro pasos para poder realizarlos. Sin duda, la calidad ya será mucho mayor. Descubre lo sencillo que es hacer ojales.

Dobladillo invisible 

Tal y como indica su nombre, será un tipo de puntada que apenas se note. Es por ello que suele usarse siempre un hilo similar al color de la tela. Aunque su procedimiento también es bastante sencillo de llevar a cabo.

Libros para aprender a coser a máquina

Libros para aprender a coser

Claro que si además de disfrutar de los vídeos y las explicaciones, quieres tenerlo todo bien a mano y en papel, nada como los libros para aprender a coser a máquina.

A continuación te dejamos con algunos de los libros más recomendables para aprender a coser a máquina: