Máquinas de coser antiguas

Máquinas de coser antiguas

Las máquinas de coser aparecieron por primera vez en el año 1755. Claro está que por aquel entonces, las máquinas de coser antiguas como hoy las conocemos, no tenían mucho que ver con las que ya tenemos por casa. Aunque quizás todavía queda alguna de ellas es algún rincón del desván. Era habitual que nuestras abuelas la tuvieran o que todavía la conserven.

Unos años después de su invención aparece la máquina de coser un poco más elaborada y gracias al inglés, Thomas Sanint. Aunque tiempo después y con más inventores de por medio, se le va dando forma a las llamadas máquinas de coser antiguas. Una de las primeras máquinas patentadas era de madera y contaba con una aguja de lengüeta.

Dónde comprar máquinas de coser antiguas

Vender máquina de coser antigua

Si tienes el gusanillo de hacerte con una, éste es tu momento. Sin duda, las máquinas de coser antiguas eran de alta durabilidad. Del mismo modo, a pesar de que no había nada automático en ellas, siempre han sido fieles y perfectas a la hora de terminar cualquier tipo de trabajo. Comprar máquinas de coser antiguas, no tiene por qué ser algo complicado. Hoy en día contamos con internet para todos esos casos.

Por un lado, tenemos la página Amazon y por otro Ebay. En ambos lugares te vas a encontrar tanto con los modelos más conocidos de las máquinas de coser, como con algunos de los accesorios que ya creías perdidos. Sí, cuentan con todo ello a unos precios realmente bastante buenos. Aunque, no está de más el hacer ciertas comprobaciones a modo de quién es el vendedor para no llevarnos ningún tipo de susto.

Claro que por otro lado, podrás ir a tiendas de coleccionistas o antigüedades. Allí también encontrarás estos hermosos recuerdos. Del mismo modo, las tiendas oficiales siempre cuentan con alguna en su haber. Aunque siempre es mejor preguntar antes porque seguro que las tienen a buen recaudo.

Dónde vender máquinas de coser antiguas 

Si internet está para buscar y comprar objetos, también estará dispuesto a venderlos. Así es que, puedes vender máquinas de coser antiguas en diversos portales. Tan sencillo como colocar un anuncio en alguno de ellos. Eso sí, antes de nada debes investigar un poco sobre las características de tu máquina de coser. Más que nada porque sin duda, te las vas a preguntar. Si no conservas los libros de instrucciones, no está de más el intentar buscar las características principales de la misma.

Además, tienes que saber que estarás ante toda una reliquia. Por lo que siempre hay que tratarla como tal. Hazle unas fotos con buena iluminación y desde todos sus ángulos, para que de este modo se pueda apreciar su belleza. Si internet no te ofrece demasiada confianza, siempre puedes acudir a una tienda de antigüedades. Allí la valorarán y te dirán un precio aproximado de lo que puede valer. Si no te convence, entonces pide una segunda opinión.

Máquinas de coser antiguas Singer

Máquina Singer antigua

Para poner en funcionamiento una de las máquinas de coser antiguas Singer, necesitábamos de su gran pedal. Tanto la máquina como él, formaban parte de un gran mueble. Para ello, uno tenía que sentarse en una silla más bien alta, con el fin de que los pies descansaran sobre el pedal. El pie derecho se colocaba en la esquina, también derecha del pedal. De forma que el talón pudiera pisarlo bien. Mientras que el pie izquierdo abarcaba la zona alta y también izquierda del pedal. Una forma más combinada para poder moverlo a nuestro antojo.

Cuando el pedal era algo sencillo, había que colocar la cuerda en la rueda. El truco estaba en  que mientras pisábamos el pedal, también le diéramos un ligero movimiento a la rueda volante y hacia nosotros. Así, la máquina de coser Singer se ponía en funcionamiento. Se dice que estas máquinas son una de las primeras de la historia. Si tienes alguna por casa y quieres saber de qué año es, tan solo necesitas averiguar el número de serie. Éste solía estar grabado en la base, cerca de la rueda.

Si quieres saber los precios de las máquinas de coser antiguas Singer, te vas a encontrar un poco de todo. Siempre será cuestión de su estado de conservación y de si funciona o no. Podrás adquirirlas por precios que van desde los 130 euros. Puede ascender si cuenta con la base y todo ello, en perfecto estado, llegando a alcanzar cifras que llegan a los 500 euros. Algunos modelos como la Singer 66 K contaba con acabados dorados sobre el fondo negro. Aunque la Singer 99 K, ya era de tipo eléctrica pero también contaba con esos acabados. Algo que si todavía están bien conservados serán toda una reliquia.

Máquinas de coser antiguas Alfa

Máquina de coser antigua Alfa

Al igual que la Singer, las máquinas de coser antiguas Alfa también disponían del famoso pedal. Por lo que su puesta en funcionamiento era muy similar. Además, poco a poco se fueron introduciendo varios modelos. Tanto es así que sus funciones también iban variando con el paso de los años. Algo más que estupendo para todos esos trabajos de costura que se hacían en casa y que permitían unos acabados perfectos pero por menos dinero.

Aunque entraron en el mercado de manera posterior a las Singer, pronto se hicieron un hueco en las ventas. Eran máquinas robustas y firmes. Hay que destacar que sus instrucciones contaban con unos pasos muy sencillos de seguir. Algo que era similar en las demás marcas. Las máquinas de coser antiguas Alfa, nos iban enumerando lo que teníamos que hacer y hasta el tipo de aguja que debíamos usar. Más que nada porque siempre iba a depender qué tipo de tela usábamos.

Aún así, era muy sencillo encontrar recambios para las mismas. Pero no había de qué preocuparse, porque también en el manual de instrucciones nos dejaban claro qué hacer en cada caso. La máquina Alfa Royale se dejó ver en los años 60 y contaba con un color en azul muy vintage. La Alfa 482 hacía una combinación de color con acabados en blanco. ¡Para todos los gustos!. En cuanto a sus precios, hoy en día, son muy similares a las máquinas clásicas Singer.

Máquinas de coser antiguas Sigma

Máquina de coser antigua Sigma

Las máquinas de coser antiguas Sigma han sido otro de los grandes éxitos de todos los tiempos. Fue una marca española y desde luego, nada que envidiar a las anteriores, ya que hasta en su forma y acabados era muy similar. Era de puntada recta, pero de este modo también nos permitía lucir unos acabados bastante logrados. Por regla general, algunos de los modelos contaban con canillero de tipo zig-zag, aunque no incluyeran este tipo de puntadas.

Los materiales eran muy buenos e igual de robustos que los ejemplos anteriores. Aún así, siempre se aconsejaba engrasarlos cada cierto tiempo. De este modo, sabíamos que funcionaría todavía mucho mejor y sin pequeños altibajos.

Marcas de máquinas de coser antiguas

Máquina de coser antigua

Sin duda, siempre hay algunas marcas que nos suenan más que otras. Quizás porque las máquinas de coser antiguas han evolucionando y con ellas, también cada una de las firmas que las respaldan. Otras, se han quedado por el camino, debido a varios problemas. Aún así, seguro que todavía te acuerdas de la gran mayoría.

  • Singer: Como bien hemos comentado, es una de las pioneras en máquinas de coser. La primera salió a la luz en el año 1912
  • Alfa: Se creó en el 1920 y también es española. Poco a poco ha ido introduciendo novedades y sigue siendo uno de los grandes y reconocidos nombres.
  • Juki: La oficina principal de Juki está en Tokio. En el año 1947 comenzó a formar parte de las máquinas de coser más famosas y caseras. Claro que después también dio el paso a las industriales.
  • Pfaff: Si hablamos de una de las grandes firmas europeas, tenemos que hablar de Pfaff. Comenzó su actividad en el mundo de las máquinas de coser en el 1862. Llegaban de Alemania. La primera fue hecha a mano y estaba destinada para poder coser el cuero de los zapatos.
  • Elna: Su sede está en Ginebra, pero ya son más de 60 países que pueden beneficiarse de sus productos. Las máquinas de coser Elna existen desde el 1940. La primera de ellas era más compacta y eléctrica. Además, su color verde, rompía un poco el molde al que se estaba acostumbrado.
  • Brother: Otra que sin duda te sonará es Brother. La empresa japonesa todavía hoy cuenta con numerosas máquinas de coser adaptadas a su tiempo. Se fundó en 1908 y y en los años 50 comenzaría su gran expansión. ¿Conoces los modelos actuales de máquinas de coser Brother?
  • Bernina: Una empresa fundada en el año 1893 en Suiza. La máquina de coser Bernina fue la primera para el hogar y apareció allá por el año 1932.

Pies de máquinas de coser antiguas

Pie de una máquina de coser antigua

Los pies de máquinas de coser antiguas eran la base de la misma. Constaban de un pedal bastante ancho que tenía capacidad para colocar ambos pies. De este modo, el manejo de la máquina sería un tanto más sencillo. Además, al estar hecho de hierro y cubierto de madera, sabemos que estamos ante dos de los grandes materiales.

En ocasiones, ni el paso del tiempo puede hacer que se estropeen. De ahí que son muchos los que venden esta parte de la máquina. Aunque te parezca a priori algo sin sentido, es una de las piezas más valoradas. ¿Por qué motivo?, pues porque le podrás dar un nuevo sentido. Puedes reciclarlo y hacer de él una nueva mesa o bien, un recibidor. Son numerosas las ideas que pueden salir y en la mayor parte de las ocasiones, sin un gran trabajo a sus espaldas. Solo con un lijado o un barniz y pintura, podrás acertar. Siempre nos va a quedar el recuerdo y el toque vintage, que tanto gusta.

Imágenes de máquinas de coser antiguas

Disfruta con un guiño al pasado, con un escenario muy vintage que alberga grandes piezas de coleccionista como éstas que te mostramos.

Máquina de coser Alfa sin pedal

Máquina de coser antigua

Máquina de coser con pedal

Máquina de coser PFAFF

Máquina Singer vintage

Máquina Singer