Si te estás adentrando en el mundo del patchwork debes saber que la elección de las telas es lo más importante para que el trabajo quede con el resultado que estamos buscando. Por eso, a continuación te dejamos con todos los consejos y pautas a tener en cuenta a la hora de elegir y trabajar con telas de Patchwork.

Cómo elegir telas para Patchwork 

Telas de patchwork

Elegir las telas para Patchwork es uno de los pasos fundamentales. Porque una buena elección de las mismas, nos dejará un resultado óptimo en el trabajo que vayamos a elaborar. Lo cierto es que no siempre es un paso sencillo de dar. Incluso para los que llevan tiempo aplicando esta técnica, no siempre quieren salirse de lo más habitual. Porque quizás eso implique ‘dar un paso en falso’.

Tipo de telas para Patchwork

Tenemos una amplia variedad de telas para ser elegida. Una de las más comunes es la del 100% algodón. ¿Por qué?, pues porque es perfecta para este trabajo gracias a su densidad. Este tipo de telas de algodón, cuentan con una densidad mayor que las comunes, así como un peso ligeramente superior. Por lo que su calidad también es mejor.

Hay que reconocer que son un tanto caras, por lo que tienes la opción de combinar tanto algodón como poliéster, aunque son opciones arriesgadas. Más que nada en cuanto al acabado. Así que, partiendo de que el algodón es el principal tipo de tela a elegir, tienes otras variedades.

  • Seda: Sin duda, es un tejido que no dejará un resultado asombroso. El acabado gustará a todos y mucho, querrán copiar tu diseño. Lo cierto es que también tiene su lado negativo. Es una tela cara y es complicada a la hora de trabajar porque resbala y es bastante fina.
  • La franela de algodón: Aquí tenemos la mejor opción cuando pensamos en hacer los quilts de invierno así como las colchas para las camas de matrimonio o niños.
  • Lana: Hace unos años era una de las grandes reinas de las telas. Pero hoy en día ya no se usa tanto como antaño. Además de ello tiene un precio alto, por lo que no es demasiado aconsejable.
  • Lino: Es un poco más grueso que el algodón. Suele quedar muy bien tanto para ideas más modernas como algunas de estilo vintage.

Lo cierto es que después de descubrir los tipos de telas, hay que decir que para las colchas así como otros proyectos, será el algodón 100% orgánico la mejor elección. De segunda opción, nos quedamos con el lino.

Elegir los colores de las telas

Telas de algodón para patchwork

Es cierto que no podemos establecer una única regla. Porque cada uno tiene su propio gusto,  tanto en cuestión de tejidos como en colores. Pero es verdad que en ocasiones las dudas no nos llegan por las telas en sí, sino también por los colores. El Patchwork no es nada aburrido en este sentido, pero sí que debemos intentar colores y tonalidades con las que no nos duela la cabeza al tener que mirarlas fijamente.

De ahí que debemos destacar los colores primarios como son el rojo, amarillo y azul. Partiendo de ellos y sus mezclas, conseguiremos el malva, verde y naranja. A partir de estos últimos también podremos hacer referencia a nuevas tonalidades, dentro de un mismo color. No está de más que vayamos haciendo una elección de los que prefieras, pero sin que quede demasiado vistoso.

Esto de pensar en los colores primarios y secundarios nos deja la idea de cuáles podemos mezclar también en el Patchwork para que nos quede un buen resultado.

Dónde comprar telas Patchwork

Telas para patchwork baratas

Encontrar las telas para comenzar a hacer Patchwork es algo muy sencillo. Más que nada porque tenemos dos caminos diferentes que tomar.

  • Por un lado, las tiendas de manualidades así como las mercerías de toda la vida, siempre cuentan con los tejidos antes mencionados. Tan solo tienes que buscar las que se encuentren cerca de tu lugar de residencia y verás como allí dispones de todo lo necesario. Podrás comprarlas por metro y preguntar todas aquellas que dispongan de algunos descuentos. Sobre todo en las que ya queda poca cantidad, seguro que podremos encontrar con grandes ofertas.
  • Claro que por otro lado, también podrás comprar las telas para Patchwork online. Son numerosas las páginas a las que tienes acceso. En ellas, podrás descubrir todo tipo de tejidos, viendo el catálogo virtual. Acceder también a diversas ofertas, colores y a telas pre-cortadas. Páginas como Amazon siempre cuentan con esa variedad perfecta a un precio insuperable. Por lo que es una de las opciones a tener en cuenta.

Preguntas frecuentes

Cómo unir telas

Primero debemos juntar todos los trozos de tela que hemos recortado. Para que queden totalmente iguales, no está demás el plancharlas antes de ponernos a unirlas. Para ir haciéndonos una idea, colocaremos los trozos de tela uno al lado del otro formando filas. De modo que, comenzaremos a coser por la primera fila de forma horizontal.

Una vez que tengamos toda una fila, entonces pasaremos a la inferior y coseremos también todos los retales de esta nueva fila.

Finalmente, uniremos los de la fila superior como los de la inferior. Esto es a grandes rasgos la manera de coser, pero para ir uniendo las telas debemos de tomar el primer trozo y ponerlo cara a cara con el segundo. Los unimos con alfileres, justo por la zona donde se van a coser. Luego, los coseremos a máquina y retiramos dichos alfileres. Ahora tendremos piezas de dos retales y ya no de uno solo.

Tendremos que coser los restantes de manera que obtengamos una única pieza de tela final. Si quieres verlo y así, tomar buena nota de las explicaciones, entonces no te pierdas el siguiente vídeo, que es perfecto para principiantes.

Cómo se cortan las telas

La gran mayoría de las telas para Patchwork hay que cortarlas al hilo. Es decir, hacer un corte en la tela de forma paralela a su borde. Para ello necesitaremos:

Una vez que ya tenemos todo el material, seguiremos estos pasos.

Primero, plancharemos la tela para evitar que nos encontremos con algún tipo de doblez. Colocamos la tela sobre una plancha o base de corte, de forma que quede totalmente bien alineada con las marcas que suele tener dicha plancha. Puedes hacer un primer corte para poder igualar la tela.

Luego, cortaremos el largo en paralelo a la orilla o borde. Usa una regla para saber qué cantidad de tela vas cortando, según la que necesites. Recuerda dejar un margen para la costura. Puedes dejar 0,7 centímetros. Intentar hacer un corte limpio en la tela, porque sino, te quedará mal cortada y con algunos trozos irregulares. El ancho se corta de la misma manera, consiguiendo así trozos iguales. Si quieres cortar telas en forma de círculo, entonces necesitarás un cúter circular estilo compás.

Cómo se doblan

Son varias las maneras que tenemos de doblar las telas o bien de guardarlas. Una de las más sencillas está indicada para las ‘fat quarter’. Son esos trozos de tela más grandes cortados de manera rectangular. Esta tela la doblamos a la mitad. Ahora, en ese trozo más pequeño que nos resulta, tendremos que dividirlo en dos, es decir, hacer dos marcas en él de manera horizontal y doblar en dos veces. Así que, finalmente nos quedará un rectángulo de tela mucho menor, pues aún lo tendremos que doblar nuevamente.

Cómo doblar una tela de Patchwork

De nuevo, trazamos una línea imaginaria por el centro del mismo. Doblamos un extremo hacia ese centro y luego el otro. Para ‘cerrar’ la tela y que no se nos abra o deshaga, colocarás uno de los extremos que resultan dentro de otro. Otra de las formas para doblar y tener las telas recogidas, es ayudándonos de algunas plantillas, en donde iremos envolviendo las telas de manera que todas ellas se vean. Esto es perfecto para esos trozos pequeños, retales, que son de colores o estampados diferentes. Así, los tendremos bien organizados y en su sitio.

¿Cómo hay que lavar las telas patchwork? 

Esta pregunta es un tanto complicada de responder. Porque para comenzar, eso de lavar o no lavar las telas patchwork siempre genera bastante polémica. Más que nada porque hay muchas personas que optan por no lavarlas, mientras que otras están encantadas con hacerlo.

Hay que comenzar diciendo que las telas 100% algodón que se usan, encogen en su primer lavado. De ahí que muchas personas sí quieran lavarlas antes y no, cuando el trabajo esté finalizado, porque puede llegar a estropearse. Además, por otro lado, si trabajas con telas oscuras pueden desteñir. Teniendo todo esto presente, vamos a ver cómo se lavan las telas Patchwork.

Lo mejor es lavarlas a mano. Porque estaremos protegiendo más la prenda, aunque si tienes una bolsa de rejilla especial para lavadora, siempre puedes meterla con el resto de la colada.

Si no quieres que las telas sigan destiñendo, entonces, coloca un recipiente amplio y echadle agua templada. Sobre ella un par de gotas de vinagre, no más. Eso hace que los colores se fijen y que no tengas que preocuparte más por los desteñidos.

Remojas un poco las telas y luego, cambias el agua, añades un poco de jabón y las aclaras en agua fría. Deja secar al aire libre las telas y listo. Claro que si quieres ahorrarte todos estos pasos, también puedes limpiarlas con toallitas que absorben los tintes. Las encontrarás en cualquier supermercado junto a los productos de lavado y limpieza.